Ventajas que te aportará conseguir tu plaza de funcionario

En los tiempos que corren, conseguir un trabajo para todo la vida parece casi imposible, pero opositar y conseguir tu plaza sí puede darte esa estabilidad que muchos buscan y no encuentran. Ésta es una de las principales ventajas que te aportará ser funcionario, pero existen muchas otras que seguro que te animarán a continuar, si ya eres opositar, o a comenzar si aún no lo eres.  

Un sueldo de por vida.

Conseguir tu plaza no sólo te aportará un cantidad de dinero cada mes, si no la posibilidad de estabilizarte económicamente y hacer frente a grandes proyectos como adquirir una vivienda. De hecho, tener una nómina es uno de los principales requisitos para poder adquirir una hipoteca. Por no hablar de otros aspectos como formar una familia y la tranquilidad de saber que cuentas con un sueldo cada mes.  

Progresión laboral.

El ámbito público te permite progresar laboralmente dentro de tu cuerpo (administrativos, policía, agentes de Hacienda…) u optar por otros cuerpos. Una vez entras en el sector público, mediante formación y pruebas selectivas de promoción interna, puedes seguir progresando en tu carrera profesional.  

Conciliación familiar.

Muchos opositores, sobre todo mujeres, optan por el empleo público porque a veces les facilita la conciliación familiar y laboral de mejor forma que el sector privado. Y es que en la mayoría de las administraciones públicas el horario de trabajo se limita a las mañanas. Del mismo modo, las coberturas por maternidad, paternidad… entre otros derechos que poseen los trabajadores son más flexibles en el ámbito público que en el privado.  

Movilidad.

Ya sea por problemas de salud, por conciliación o por expreso deseo del trabajador, dependiendo del cuerpo y ámbito en el que hayas opositado, hay posibilidades de movilidad geográfica. No todas las empresas ofrecen esta posibilidad, por lo que es otras de las ventajas de trabajar en el sector público.   Estas son sólo las ventajas más importantes pero existen muchas más, que deben motivarte para seguir adelante y conseguir tu plaza de funcionario. ¡Ánimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *